Declaración reconciliadora de Hughes

La Iglesia Metodista Unida de Hughes es una comunidad de discípulos fieles, que refleja el rostro de Cristo a todos los que encontramos.  Al reflejar el amor incondicional de Cristo y los principios sociales de la Iglesia Metodista Unida, afirmamos que todas las personas son igualmente valiosas a los ojos de Dios, y damos la bienvenida a todas las personas sin importar su edad, raza, color, género, identidad de género, orientación sexual, origen nacional, etnicidad, historia de fe, estado migratorio, estado civil, configuración familiar, antecedentes educativos, estado económico, capacidad física o mental, o cualquier otra característica personal, para participar plenamente en nuestra comunidad de fe.  Además, resolvemos emular a Cristo en la búsqueda de la justicia, la igualdad y la garantía de los derechos humanos básicos para todas las personas marginadas, y nos comprometemos a promover activamente una cultura de amor, apoyo, comprensión mutua y aceptación en nuestra iglesia. El Espíritu Santo vive en cada uno de nosotros y somos bendecidos con una congregación diversa, en la que cada persona honra a nuestra comunidad.